El insomnio es una alteración del sueño que puede afectar a cualquier persona en algún momento de su vida. Se caracteriza por la dificultad para iniciar y/o mantener el sueño o la sensación de no haber tenido un sueño reparador.


La frecuencia con la que ocurre, la intensidad y su duración será lo que determine su gravedad y que afecte en mayor o menor medida al bienestar psicológico y emocional de la persona que lo padece y que sea considerado como un problema a tratar.


Se puede decir que hay 3 tipos de insomnio:


1.- Inicial: pasa demasiado tiempo desde que una persona se acuesta hasta que se duerme.

2.- De mantenimiento: continuos despertares a lo largo de la noche.

3.- Terminal (de finalización): lleva a despertarse de manera prematura o temprano.

En consulta se valoraría por un lado los hábitos de sueño que se realizan para poderlos mejorar si fuese el caso, y por otro lado se tendría en cuenta los elementos que hay en la vida de la persona que pueden estar provocando que su cuerpo "responda" con insomnio (entre otras respuestas), por ejemplo el estrés u otros problemas o enfermedades (así como los efectos secundarios de algunos medicamentos), en este caso se tiene que considerar también estos factores en la intervención.


Factores que pueden influir:

  • estrés
  • cambios de turnos de trabajo
  • exceso de trabajo
  • problemas emocionales
  • efectos secundarios o reacciones adversas de algunos medicamentos
  • malos hábitos de sueño
  • enfermedades
  • problemas personales, sociales, laborales...
  • etc.

El insomnio puede afectar al normal funcionamiento de las personas que lo padecen, ya que puede llevar a que el sueño no sea reparador y la persona se levante cansada, con malestar físico, malhumorada, sin ganas de hacer nada, etc. A la larga puede llevar a que se vean perjudicadas otras áreas vitales importantes, como puede ser el trabajo, ocio, vida familiar, relaciones sociales, etc.


Existen muchos tratamientos para el insomnio (dependiendo del tipo y de la causa de este), desde remedios naturales y terapias alternativas, pasando por el uso de fármacos, pero no hay que olvidar que la intervención psicológica es una alternativa eficaz y adecuada.



Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted