La tristeza es una emoción natural en los seres humanos que sentimos cuando perdemos algo importante para nosotros, o cuando no conseguimos lo que queremos, o cuando nos van mal las cosas, o después de vivir una situación estresante o angustiosa, o incluso puede surgir sin que haya ninguna causa aparente.


A priori la tristeza no se debe entender ni vivir como una enfermedad o trastorno, pero habría una serie de características a tener en cuenta:

  • Cuando esta tristeza es demasiado intensa
  • Ocurre de una manera casi permanente en la vida de la persona
  • Se acompaña de la ausencia de emociones positivas (por ejemplo de alegría, tranquilidad o felicidad)
  • Se pierde las ganas y energías para hacer cosas
  • No se disfruta de actividades que antes resultaban agradables
  • Aparecen ganas de llorar sin motivo
  • Ganas de no hacer nada o de estar simplemente en la cama
  • Aumenta o disminuye el apetito
  • Aumenta o disminuye el sueño
  • Problemas de concentración y de memoria
  • A la mente vienen pensamientos negativos sobre uno mismo, los demás o sobre el futuro
  • Junto a sensaciones de ansiedad, angustia, vacío interno, soledad, desesperanza con la vida...


Cuando esto se da y se prolonga en el tiempo sí es importante solicitar ayuda profesional (psicológica y/o psiquiátrica) para poder salir de esa espiral negativa en la que uno se va hundiendo poco a poco sin darse a veces ni cuenta y sin saber salir de ella.



Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lea y acepte nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted