En ocasiones intentamos avanzar, seguir hacia delante a pesar de las dificultades y problemas. Podemos llegar a creer que si avanzamos sin mirar atrás lo conseguiremos y dejaremos en el olvido aquello que tanto nos dolió, que tanto daño nos hizo y que forma parte de nuestro pasado...

Desafortunadamente, en ocasiones ese pasado que queremos dejar atrás sigue siendo presente, se hace presente en forma de recuerdos recurrentes, en forma de sueños y pesadillas, en forma de diversos malestares que sabemos o intuimos que están relacionados o que padecemos desde que eso ocurrió... en estos casos el pasado sigue siendo presente, por mucho que corramos está dentro de nosotros, y es importante y necesario que nos demos cuenta que para lograr que deje de ser nuestro presente, tenemos que afrontarlo de alguna manera, pudiendo ser necesario pedir ayuda.

Afortunadamente hoy en día existen técnicas que permiten conseguir eso, también existen profesionales cualificados que saben ofrecer esa ayuda desde la comprensión, la empatía y el respeto que se merece toda persona que sufre a causa de su pasado.

No estás solo, déjate ayudar.


Publicado: 1 de Noviembre de 2014